Cómo ser un gordo feliz y no morir en el intento

Partiendo de la base que la felicidad va de la mano con la sensación de bienestar, es cosa de sumar 1+1 para darse cuenta que si nos sentimos bien seremos algo más felices, entendiendo que hay tantos factores de felicidad como gente aweoná. El asunto es que el bienestar se vincula con la salud, por lo tanto si usted está sano será prontamente feliz y al revés.

Hay que partir definiendo que GORDO es cualquier persona que, aunque se vea flaca, sufre y se esfuerza por serlo… FLACO es quien come, toma y no se mueve pero a pesar de esto es flaco el CSM.

Para ayudarlo en aquella tarea de ser un “gordo feliz”, he reunido un listado de 14 tips que le permitirán ponerse esa camisa que ya ni plancha o ese pantalón que de plano está pensando regalarlo a alguna ONG. Antes de todo quiero dejar claro que con esto no va a quedar como modelo de farándula… Entienda que esa gente no es feliz… mire lo que hacen estos “flacos”:

  • Tienen que mover el poto para ganar plata y se lo pasa en el gimnasio (y frente a un espejo).
  • En este momento (que está su tele a color apagada) ellos están inyectándose alguna webá en la cara, levantando kilos que en su vida diaria jamás tendrán que mover o bronceándose bajo techo.
  • Comen proteínas de un tarro y prontamente tendrán que dializarse por la insuficiencia renal que van a tener con tanto anabólico… claramente el prototipo musculoso o ultra flaca y apretadita sólo sirve para alguna fantasía loca y claramente no tienen una vida normal.

Mi cuerpo no es atlético, tengo la media guata pero la luzco con algo de orgullo. Ya asumí que nunca seré flaco a menos que me ponga unos cuantos puntos en la jeta… y como eso no va a pasar, intento disfrutar de la comida porque estoy sano OK?, me gano ese derecho.

Ahora si, a lo que vinimos… 14 Tips para una alimentación sana… o al menos decente:

  1. Comer cada 3 o 4 veces al día. Si se pasa ese tiempo lo más probable es que termine alimentándose de una mascota. Sugiero armar un horario de comidas para no olvidarlas.
  2. Jamás… pero JAMÁS ir al supermercado cagado de hambre. Llegará con webás innecesarias y además caras.
  3. Leer las etiquetas… si webea un kilo para elegir el auto que quiere comprarse, lo mínimo es conocer qué chucha está echándose a la boca (… para comer).
  4. En cada comida SIEMPRE debe estar presente al menos una proteína. Ahora si usted no tiene claro de qué cresta hablo, googlee “alimentos con proteínas”, de seguro encontrará que los huevos, el pescado (en tarro o de verdad), la carne y el pollo están en el listado.
  5. Trate de que sus platos tengan más de 3 colores. Como regla no falla y lo obliga a poner algún vegetal.
  6. Deje las chanchadas con carbohidratos (arroz, papas, masas, azúcares, y todas esas weás que le dan ganas de comer en invierno bajo la lluvia) principalmente para la mañana. Y la idea es ir reduciendo eso al final del día. Reduzca pan, arroz, pastas y todo lo que cacha que lo va a tener con problemas (además de algo atorado digestivamente hablando). Si se ve llenador y rico, pero recuerda que después de comerlo simplemente no lo pasa bien, es por algo… evítelo.
  7. No comer después de las 8 de la noche. Esto es para cuando se duerme a eso de las 10 – 11. Dormirá mejor y despertará con hambre para completar el dato anterior.
  8. Tomar mucha agua. Ojo que no sólo la de la llave, también jugos de fruta natural, frutas jugosas y verduras como el apio cuentan como agua, también algún té verde o jugo en polvo de estos “livianos”.
  9. Si tiene apetito y falta para su colación tome algún líquido… trate de que no sea el ponche que está en el refrigerador o esa piscola helada que tiene en mente, OK?
  10. Si lo convidan a comer a la noche y sabe todo es calórico o engordador… ese día coma sus colaciones de costumbre, pero prefiera cosas livianas. JAMÁS se presente con la guata vacía a la cita, junto con pasar por flaite con hambre, todo eso que está comiendo su cuerpo lo entiende como la batalla final de supervivencia… por tanto: Rollo Seguro!. Tampoco haga tal de decir “no, muchas gracias pero no puedo ir”… eso es suicidio social y terminará dándole más hambre cuando se dé cuenta que desapareció de todas las redes de apoyo.
  11. Mantenga colaciones o snacks sanos en su refrigerador. Jalea light con fruta (no falla), potes con ensalada llegar y ponerle el aliño, fruta picada con canela, yogur, etc. La idea es que al buscar comida en el refrigerador sólo se vean cosas sanas. Que su refrigerador tenga cosas de todos los colores posibles, los refrigeradores monocromáticos por dentro son sinónimo de gordura.
  12. Como dice Narda Lepes, si lo que va a comer fue procesado por horas o requiere de mucho trabajo y personas para convertirse en lo que es, cómalo pero con el respeto que merece… eso en palabras simples es: Come poco CTM! (hablo de prietas, longanizas, embutidos, comida congelada, postres envasados, etc.).
  13. El maldito licor… todo exceso es malo, hay que chantarse un poco. En mi dieta personal lo incluyo pero con prudencia. Dicen que hay que preferir copetes con alto grado alcohólico, tienen un tipo de alcohol que no destruye su beautiful body. Lo que sí es verdad es que luego de una copa de copete, un vaso de agua. Siempre acompañado de comida, y de preferencia cosas livianas o proteínas. JAMÁS deje el copete, es algo que lo conecta con la pipol y si lo abandona al 100% estará en “una dieta” y no en un nuevo estilo de vida que es la idea. El punto 10 aplica para esto también, ojo!.
  14. Por último, y no menos importante: Muévase… deje el auto estacionado lo más lejos posible para obligarse a caminar. Caminar SÍ adelgaza, no se ponga running tampoco, vaya de a poco mire que los excesos ahogan. Basta con que camine 15 minutos, 3 veces a la semana… después le va sumando minutos, pero hágalo!

Eso es todo, no es ninguna ciencia pero no está demás. Ojo que trato de hacer esto, a veces se me olvida (regularmente) y tengo que volver a leerlo. Espero que le sirva, tendrá una mejor digestión, no adelgazará pero podrá ponerse la ropa que tiene guardada y andará mas contento con el mundo. Recuerde que hay una relación entre salud y felicidad.

Estar a dieta engorda… hay que evitarlas. Cambie el estilo de vida, dura para siempre

Anuncios

7 Respuestas a “Cómo ser un gordo feliz y no morir en el intento

  1. concuerdo plenamente, pero me mataste con el penúltimo punto, sin embargo puedo acotar: “deje el destilado con bebida cola, sobre todo si supera los 30, déle glamour a su vida con vino (averiguando de cepas sumas un tema interesante de conversación) y con espumante también y de paso te ahorras calorías que no justifican la ausencia de carbohidratos al comer (dos pisco sour equivalen a un plato de tallarines, y si eso se hace post crepúsculo!!! valor!!!!)”… buen tema!!!… me gustó!!!

    Me gusta

  2. El vodka es menos calórico no? …..o es la mentira que me digo para tomarlo sin culpas?

    “Leer las etiquetas… si webea un kilo para elegir el auto que quiere comprarse, lo mínimo es conocer qué chucha está echándose a la boca (… para comer)” (……no solo para comer)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s